Paul B. Hartzog

paulb_hartzogPaul B. Hartzog es investigador y desarrollador independiente, además de músico, hacker y futurista; reconocido por ser uno de los originadores del término “Panarquía” (que no “Panarquismo”), y la define como “la investigación transdisciplinaria de la filosofía política y cultural de la cultura de redes”. Los campos de mayor relevancia para la panarquía son: política global (o relaciones internacionales), filosofía y teoría política; y las tecnologías de la información. Adicionalmente, la panarquía incluye elementos procedentes de la teoría de información/comunicación, economía, sociología y de redes y sistemas complejos.

Su trayectoria académica incluye licenciaturas en Teoría Política (en la Universidad de Michigan), en Política Global y Medioambiental; y en Ciencias Políticas (ambos en la Universidad de Utah). Adicionalmente, ha realizado investigaciones conjuntas con Howard Rheingold, la Universidad de Stanford y el Institute for the Future (Instituto para el futuro). Partiendo de su labor teórica, Hartzog formula una serie de propuestas prácticas para desarrollar los conceptos panárquicos en el presente mediante dinámicas entre iguales, o P2P.

Paul comenzó a programar desde que le regalaron su primer TRS-80 en los años setenta. Hoy en día, es consultor independiente en programación y arquitectura de sistemas para aplicaciones de código abierto. Fue parte integral de Future Forward Institute. Siempre he sido un futurista y, seguramente, siempre lo seguiré siendo”, afirma Hartzog.

Entre toda esta actividad, Hartzog siempre ha conservado un espacio para la música. Empezó a tocar la batería de niño y los teclados en su adolescencia. Al llegar a la veintena, se unió a la banda de rock industrial progresivo 23rd Hour, una experiencia descrita por el propio Hartzog como “una locura”. Es autor del álbum en solitario llamado “Faces”, el cuál se puede descargar gratuitamente desde su página en Soundcloud.

En la actualidad, Hartzog se describe como “Un tío felizmente casado, con una mujer maravillosa y dos chavales excepcionales”. En sus propias palabras: “Me gusta conducir por las montañas y hacer senderismo con mi familia. Intento llevar una vida pacífica y discreta para ser una buena influencia. Dado que soy bastante cínico, no sé si se me está dando muy bien, pero por lo menos lo estoy intentando…”

Enlaces