Nozomi Hayase

NOZOMI_good_small

Nozomi Hayase (@nozomimagine) nació y creció en Japón. Su travesía vital a los Estados Unidos le ayudó a descubrir un punto de encuentro que reconciliaba las diferencias entre Oriente y Occidente, diferencias que había tratado de resolver desde pequeña. Reconoce el desarrollo de la imaginación como derecho universal. Poeta, escritora y profesora en una escuela Waldorf, Nozomi Hayase aboga por el ejercicio de una conciencia civil global.

Como poeta, expone una amplia gama de voces que varían del delicado aliento de la inspiración cósmica a la celebración terrenal de la experiencia intercultural o a la inclinación hacia el grito de batalla por la justicia social.

Como escritora, Nozomi aborda cuestiones tales como la libertad de expresión, la transparencia o el papel fundamental de los informadores. Colabora a menudo con ROAR Magazine y Culture Unplugged, sigue las olas de los movimientos descentralizados y establece vínculos entre las luchas de la calle y el espacio digital globalizado a través de fenómenos como Anonymous, WikiLeaks y las criptomonedas. Nozomi también es bloguera y ciudadana del mundo en Journaling Between Worlds (Diario entre mundos).

Fenomenóloga de formación, Nozomi suscita una dimension más profunda de los eventos socioculturales a medio camino entre la política y la psique, la ficción y la realidad, con el fin de compartir sus ideas sobre la evolución social futura.

En su tesis doctoral en Psicología, “Imaginative Cognition” (Cognición Imaginativa), Nozomi explora las dimensiones y efectos psicológicos de la personalidad corporativa y contempla esta faceta de su trabajo como un tipo de activismo académico. Además, se esfuerza en cerrar la brecha entre la ciencia y las letras, la política y la psicología, principalmente mediante la investigación cualitativa. Todo ello con el objetivo de replantear el discurso sobre el espíritu humano y el poder ciudadano en el contexto de la globalización.
Encontramos su trabajo en diversas revistas, libros de texto y publicaciones online como WL Central, opendemocracy.net o falkvinge.net.

“Si defender la justicia convierte a alguien en enemigo del Estado, traidor o terrorista, así sea, pero no voy a apoyar una sociedad que declara ilegal lo más inherentemente humano. Primero vinieron a por WikiLeaks y Anonymous les hizo frente porque WikiLeaks defendía la libertad de expresión. Después vinieron a por Bradley Manning y la gente se levantó en todo el mundo porque el denunciar las irregularidades es un acto heroico. Luego vinieron a por Julian Assange y yo les hice frente porque él lo hizo por todos nosotros. Ahora es el momento de que nos defendamos unos a otros. Cuando la gente se encuentra verdaderamente unida, no es necesario que nadie dé la cara por ella. Nosotros mismos somos todo lo que necesitamos”.

Actualmente vive en Berkeley, California, donde se dedica a ejercer una psicología ética que abarque todos los aspectos de su vida laboral.