Reflexiones sobre ese mundo más bello…

Ese mundo más bello (que nuestros corazones saben que es posible)

Filmado a la luz del crepúsculo en la costa norte de Escocia, este cortometraje nos muestra a Charles Eisenstein en un momento de dolor y reflexión. La narrativa familiar del pasado se desmorona mientras que la del futuro aún está por llegar. En esta época de crisis social y ecológica, ¿qué podemos hacer, a título individual, en el espacio que las separa?

“La distancia entre lo que queremos dejar atrás y adónde queremos ir es enorme. Y no tenemos mapas que describan el territorio.” – Charles Eisenstein

(Para activar la pista de subtítulos, pulsad la rueda de “opciones” en la parte inferior derecha y seleccionad “subtitles/Spanish”)

(Para activar la pista de subtítulos, pulsad la rueda de “opciones” en la parte inferior derecha y seleccionad “subtitles/Spanish”)

Hay un proverbio africano que dice que “a veces hay que perderse para hallar el camino”. Eisenstein nos invita a considerar una idea radicalmente distinta de la relación causa y efecto, haciendo un llamamiento para que nos despojemos de la vieja visión del mundo que insiste en la separación, para llegar a ese mundo más bello que nuestros corazones saben que es posible.

MBW_2 Esta video-producción es un regalo para la humanidad cortesía de Sustainable Human (sustainablehuman.me).

Créditos:

Página original del vídeo Director/Editor: Ian MacKenzie (bio en español aquí) Productor: Chris Agnos Diseño de sonido: Jeremy Therrien Consultar las notas del vídeo original para ver las fuentes de música e imágenes originales.

PPLicense mockup small Producido por Guerrilla Translation bajo una Licencia de Producción de Pares.


Texto y vídeo traducido y subtitulado por Stacco Troncoso y Susa Oñate – Guerrilla Translation

Imágenes de Ian MacKenzie

Comparte tus impresiones